Book Creator

Adán y Eva

by Karen Dayana Duran Quintero

Cover

Loading...
Loading...
Adán y Eva
Jehová plantó un jardín en un lugar llamado Edén. Este jardín tenía muchas flores, árboles y animales. Luego, Dios hizo al primer hombre, Adán. Lo hizo con tierra y después le sopló en la nariz. ¿Sabes qué pasó entonces? ¡El hombre empezó a vivir! Jehová le dijo a Adán que cuidara del jardín y que les pusiera nombre a todos los animales. Jehová le dio a Adán una orden muy importante. Le dijo:
Adán y Eva
“Puedes comer fruta de cualquier árbol menos de uno, que es muy especial. Si comes la fruta de ese árbol, morirás”. Más tarde, Jehová dijo: “Voy a hacerle una ayudante a Adán”.
Así que hizo que Adán se quedara bien dormido y usó una de sus costillas para hacerle una esposa. Se llamaba Eva. Adán y Eva fueron la primera familia. ¿Cómo se sintió Adán cuando vio a su esposa? 

Estaba tan contento que dijo: “¡Mira lo que Jehová ha creado con una de mis costillas! ¡Por fin hay alguien como yo!”. Jehová les dijo a Adán y Eva que tuvieran muchos hijos y llenaran la Tierra. Quería que fueran felices trabajando juntos para convertir la Tierra en un paraíso. Sería un hermoso parque, como el jardín de Edén. Pero las cosas no salieron así.
Un día, mientras Eva estaba sola, una serpiente habló con ella. Le preguntó: “¿Es verdad que Dios no les deja comer las frutas de ningún árbol?”. Eva le respondió: “Podemos comer cualquier fruta, menos la de un árbol. Si comemos la de ese árbol, nos moriremos”.
La serpiente dijo: “No se van a morir. Si la comen, serán como Dios”. ¿Era eso verdad? No. Era una mentira, pero Eva se la creyó. Cuanto más miraba aquella fruta, más quería comérsela. Así que la probó y le dio también a Adán. Él sabía que iban a morir si desobedecían a Dios, pero de todas maneras comió.
Más tarde, ese mismo día, Jehová habló con Adán y Eva. Les preguntó por qué habían sido desobedientes. Eva le echó la culpa a la serpiente, y Adán culpó a Eva. Como Adán y Eva habían desobedecido, Jehová los sacó del jardín. Además, puso ángeles y una espada de fuego a la entrada para que nunca más pudieran regresar.
Jehová dijo que también castigaría al mentiroso que habló con Eva. La verdad es que no fue la serpiente la que habló con ella. Jehová no hizo serpientes que hablan. Fue un ángel malo el que hizo que la serpiente hablara. Quería engañar a Eva. A ese ángel se le llama Satanás, el Diablo. En el futuro, Jehová va a destruir a Satanás. Así él no seguirá engañando a la gente para que haga cosas malas.
Video
Adán y Eva
PrevNext