Book Creator

Guía de Religión

by Karla Michelle Acevedo Sorto

Cover

Loading...
La parábola
Loading...
DEL SIERVO DESPIADADO
Loading...
Religión
Loading...
Karla Michelle Acevedo Sorto
Loading...
Rebecca Marcela
Mateo 18:21- 35
21 Pedro se acercó a Jesús y le preguntó:

—Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces?

22 —No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces[a] —le contestó Jesús—.

23 »Por eso el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. 24 Al comenzar a hacerlo, se le presentó uno que le debía miles y miles de monedas de oro.[b] 25 Como él no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él, a su esposa y a sus hijos, y todo lo que tenía, para así saldar la deuda. 26 El siervo se postró delante de él. “Tenga paciencia conmigo —le rogó—, y se lo pagaré todo”. 27 El señor se compadeció de su siervo, le perdonó la deuda y lo dejó en libertad.

28 »Al salir, aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros que le debía cien monedas de plata.[c] Lo agarró por el cuello y comenzó a estrangularlo. “¡Págame lo que me debes!”, le exigió. 29 Su compañero se postró delante de él. “Ten paciencia conmigo —le rogó—, y te lo pagaré”. 30 Pero él se negó. Más bien fue y lo hizo meter en la cárcel hasta que pagara la deuda. 31 Cuando los demás siervos vieron lo ocurrido, se entristecieron mucho y fueron a contarle a su señor todo lo que había sucedido. 32 Entonces el señor mandó llamar al siervo. “¡Siervo malvado! —le increpó—. Te perdoné toda aquella deuda porque me lo suplicaste. 33 ¿No debías tú también haberte compadecido de tu compañero, así como yo me compadecí de ti?” 34 Y, enojado, su señor lo entregó a los carceleros para que lo torturaran hasta que pagara todo lo que debía.

35 »Así también mi Padre celestial los tratará a ustedes, a menos que cada uno perdone de corazón a su hermano».
Si lo aplicamos en la vida actual y real esta parábola, podríamos expresarnos acerca sobre las discusiones familiares, de amistades o incluso malos entendidos. Está parábola habla sobre tener la misericordia y el perdón hacia nuestros hermanos, actualmente nosotros como humanos avanzados somos más propensos a no mirar y reflexionar nuestras acciones ante otros, es decir si ofendemos o fallamos. Es importante que seamos sinceros y nos amemos unos a otros aplicando el respeto y el perdón.

You've reached the end of the book

Read again

Made with Book Creator

PrevNext