Book Creator

Crandon cuenta

by Bibliosec

Pages 2 and 3 of 37

En tiempo de pandemia
pensamos, sentimos
y nos acompañamos
Instituto Crandon 2020
Comic Panel 2
Comic Panel 3
Comic Panel 4
Loading...
Recopilación de relatos
Biblioteca de Secundaria "Cecilia Güelfi"
Instituto Crandon, mayo 2020.
Loading...
Loading...
Esta recopilación incluye relatos en tiempos de Coronavirus recibidos en respuesta a la invitación del Dir. Gral. Mag. Carlos Varela:
Loading...
“El año pasado, en las reuniones de directores y coordinadores, leí cartas de Mrs. Reid que reflejaban la vida institucional en distintas épocas de Crandon. Por ello, me gustaría invitarlos a realizar un desafío voluntario: escribir relatos sobre cómo están viviendo este tiempo de confinamiento. Estos textos formarán parte del acervo histórico del Colegio”
Comic Panel 4
Comic Panel 1
Transito

Así transito esta forma diferente de hacer escuela.

La transito aún cuando me hace falta la piel del otro.
Pues, mis otros sentidos evolucionaron.
Así, el mundo natural se tornó percibible.

La transito aún cuando el caos es parte de mi cotidianidad.
Pues se desarrollaron algunas de mis capacidades que la vorágine mantenían en latencia.
Así, lo potencial se hizo perceptible.

La transito cuando la duda es mi compañera.
Pues se perfeccionaron mis habilidades que estaban en mi prehistoria personal.
Así, el cómo se hizo visible.

Así transito esta forma diferente de ser feliz siendo maestra.
Patricia Machado
Relatos de pandemia
Recuerdo aquel viernes 13 almorzando con compañeras en el comedor de primaria cuando una de ellas dice: “Llegaron los primeros casos a Uruguay, seguro que este lunes suspenden las clases”. “No… ¿te parece? yo no creo”. Así pensaba yo en ese tiempo. Tengo una prima en Austria y por Whatsapp ella me venía contando que en febrero se habían suspendido las clases, que los supermercados estaban desabastecidos, y que todo era un caos.

El mundo ya estaba dando señales de que algo de todo eso nos iba a pasar a nosotros, sin embargo, yo lo veía muy lejos, me parecía que a Uruguay no le iba a pasar. Y le pasó.
El sábado 14 estaba en un curso con Gabriela Sanguinetti, compañera del psicopedagógico, y nos comenzaron a llegar muchos Whastapp del grupo de compañeras de inicial contando que algunos colegios habían tomado la decisión de suspender las clases.
Y en la nochecita el gobierno decretó la suspensión de las clases.
Estupor, incertidumbre fue lo primero que sentí. Con el paso de los días me fui interiorizando del COVID-19, de la facilidad del contagio, de las medidas de prevención y protección. Y aquello que parecía imposible que nos pasara se fue convirtiendo en una situación de la vida cotidiana, pasamos a no salir de casa y a estar atentos a la información. Hubo que reorganizar la vida familiar, la vida laboral, la economía, la relaciones.
No fue difícil juntarnos con los compañeros del equipo psicopedagógico, la tecnología fue una gran aliada, pero no fue fácil transformar nuestro trabajo. Como psicólogos del Colegio, nuestro trabajo es puramente presencial, acompañando a los niños y sus maestras en las clases, corredores, recreos. Y todos esos espacios ya no estaban.
Comic Panel 2
Con mucha ayuda de compañeros de tecnología educativa del Colegio pudimos acercarnos a las maestras, a los niños y sus familias. Comprobamos que el vínculo continuaba y a todos nos hizo muy bien. Se aceitaron los canales a través del Zoom, de vídeollamadas por Whatsapp, de actividades en la plataforma Classdojo.
Y así se fue armando una nueva rutina, un nuevo orden, y la sensación de que las cosas estaban saliendo bien.

Los contagios no eran muchos, los brotes eran contenidos y los fallecidos afortunadamente pocos. Pero el pedido de confinamiento continuaba y no se avizoraba fecha de retorno a las clases.

Era necesario seguir cuidándose, y poner la energía en el hoy. Tuvimos que encontrarle sentido a lo cotidiano porque era imposible planificar a futuro. El futuro estaba en suspenso.
Durante este tiempo pasé por distintas etapas con relación a los niños: una de mucha preocupación porque “se pierde el año, porque no van a aprender lo que tienen que aprender, porque les falta la socialización con los pares”. Luego pasé por un tiempo donde revaloricé lo que estaban aprendiendo: sobre la convivencia, sobre la colaboración entre todos, sobre sacar fuerzas en momentos difíciles. Por último, me entregué… y pensé “que sea lo que sea, cada ser hará lo mejor que pueda; en algún momento esto terminará y quedará como un relato”.
Comic Panel 1
Comic Panel 3
Y de a poco el gobierno comenzó a reactivar la salida, los empleados públicos, la construcción, las escuelas rurales, y finalmente llegó la fecha de reinicio del Colegio: 16 de junio.
Y tuve sentimientos encontrados: ¡Qué bueno que podemos volver! ¿Y si nos contagiamos? ¡Hay que volver a madrugar! ¿Cómo volverán los niños? ¡Hay que reorganizar la vida! ¿Cómo voy a hacer?

Y acá estamos, hace una semana que volvimos y los niños nuevamente me sorprendieron…
Fueron entrando con una alegría contagiosa, todos estaban deseosos de reencontrarse. No hubo llantos, pero si despedidas apretadas que decían: “¡Qué pases precioso! Te venimos a buscar en un ratito”, y así entraban, con la alegría en el rostro, en el cuerpo y en el alma. Del otro lado estaban las maestras con sus tapabocas esperándolos con los brazos abiertos, con abrazos y mimos porque es impensable la educación de los más chicos sin el cuerpo a cuerpo.
Con algunas compañeras decíamos: “parece que no hubiera habido corte”. Pero hubo y fue largo, y quizás por eso se vuelve con tantas ganas, porque todos sentimos la necesidad de estar juntos, todos nos extrañamos.

La situación de pandemia continúa en el mundo, algunos países le han ganado, otros están en el peor momento, otros recayeron y nosotros seguimos con el número de contagios muy bajo.
La emergencia sanitaria no terminó, pero afortunadamente estamos en otro momento, momento de vuelta. Todavía no tenemos la escuela de antes, pero volvimos a algo que se asemeja a lo que éramos: los niños recuperaron su espacio natural: su escuela, y los adultos que trabajamos en ella los recuperamos a ellos, lo que más nos gusta.
Adriana Torres
Experiencia de Confinamiento
Esta experiencia ha representado un desafío en cuanto al cambio de paradigma y a la búsqueda de métodos motivacionales para atraer a los alumnos. 
He tenido que adaptar contenidos para que transmitan conceptos claves en textos breves y explorar nuevas herramientas informáticas lo cual implicó un esfuerzo importante de mi parte pero también un valioso aprendizaje.
Rosario Galiana
Comic Panel 1
Rosario Galiana
PrevNext