Book Creator

Comentarios Reales

by christian gómez

Cover

Loading...
Loading...
COMENTARIOS REALES DE
LOS INCAS
Loading...
Marlon Abanto - Ana Martha Vega - Jossue Yovera - Luciana Cornejo
Introducción
Los comentarios reales de los incas fue escrito a base de sus recuerdos de infancia y juventud, de las cartas de amigos y parientes, de la consulta de otras crónicas, La primera trata de de la historia y cultura del imperio incaico y fue publicada en Lisboa en 1906.

Aparecio el Segundo libro en Córdoba en 1917, un año después de la muerte de su autor, con el titulo de historia general del Perú, relata el descubrimiento del Perú, la conquista del imperio incaico y las guerras civiles entre los españoles.

Escribió la primera parte en homenaje a su madre y la segunda para honrar la memoria de su padre; su intención, no obstante, parece haber ido mas allá: contrariado por la falsedad de ciertas crónicas e informaciones que presentaban a los incas como seres barbaritos e inhumanos, pretendió contrarrestar esas acusaciones injustas y restablecer la verdad histórica a base de testimonios increíbles: lo que vio, lo que oyó, lo dicho por crónicas mas o menos imparciales.

Aunque la verdad histórica de su obra a sido modificada por algunos, nadie le regatea el elevado valor literario de su prosa clásica, clara, limpia, elegante, exacta, llena de serenidad, teñida a veces de una ternura y emoción inocultables.
Ficha de ubicación
Título de la obra: Comentarios Reales de los Inca
Nombre del autor: Inca Garcilaso de la Vega (Gómez Suárez de Figueroa)
Nacionalidad: Portugal, Lisboa
Género literario: Épico - Narrativo
Año de publicación: 1609
Organización del texto: 9 libros - 262 capítulos
Número de páginas: 504
Datos relevantes del autor
El Inca Garcilazo, como lo dice él mismo en varios pasajes de su obra, nació en el Cuzco el 12 de abril de 1539, hijo mestizo del Capitán español de ilustre alcurnia Garcilaso de la Vega y de la Palla o Princesa incaica Chimpu Odio. El nombre que se le impuso no fue el del padre, con el que ha pasado a la historia y a la gloria, sino el de algunos de sus antepasados por la rama paterna: Gómez Suárez de Figueroa. Su padrino de bautismo fue Francisco de Almendras, "hombre principal y rico" pero violento y tempestuoso, que acabó ajusticiado durante la rebelión de Gonzalo Pizarra; y su padrino de confirmación lo fue el ostentoso encomendero o "vecino" del Cuzco Diego de Silva, a quien se atribuye la Crónica rimada de la Conquista de la Nueva Castilla y cuyo padre fue el famoso y ornamentado Feliciano de Silva, el autor de libros de caballerías citado y satirizado en el Quijote de Cervantes.
Tema General: Civilización Inca

Subtemas:
Los Comentarios reales De Los incas Libro Primero
Los Comentarios reales De Los incas Libro Segundo
Los Comentarios reales De Los incas Libro Tercero
Los Comentarios reales De Los incas Libro Cuarto
Los Comentarios reales De Los incas Libro Quinto
Los Comentarios reales De Los incas Libro Sexto
Los Comentarios reales De Los incas Libro Séptimo
Los Comentarios reales De Los incas Libro Octavo
Los Comentarios reales De Los incas Libro Noveno
Origen
La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo
La leyenda de los hermanos Ayar
Nos cuenta que el dios Sol, al ver la tristeza en que estaban sumidos los hombres de la tierra envió una pareja: Manco Cápac y su esposa (y hermana) Mama Ocllo, este les dio un cetro de oro y les ordenó civilizar el mundo y fundar un imperio que rindiera culto al sol, emergieron de las aguas del lago Titicaca, advertidos que el lugar donde se hundiría el cetro de oro, sería el sitio propicio para fundar un imperio, finalmente, luego de mucho recorrido, el cetro se hundió en el cerro Huanacauri. En ese lugar Manco Cápac y Mama Ocllo dieron inicio al origen de los incas.
Nos cuenta que el dios del mundo andino ‘Huiracocha’ mandó a sus 4 hijos a buscar tierras fértiles. De la cueva Pacaritambo salieron los 4 hermanos Ayar junto a sus mujeres: Ayar Cachi y Mama Huaco, Ayar Uchu y Mama Ipacura, Ayar Auca y Mama Rahua, y Ayar Manco y Mama Ocllo. Ellos junto a 10 ayllus fueron en dirección sureste. El resto de hermanos continuaron su camino hasta el cerro ‘Huanacauri’ donde hallaron un ídolo de piedra, ingresaron y es entonces en que Ayar Uchu saltó a las espaldas de la estatua y quedó convertido en piedra. Posteriormente, tras continuar el viaje, en la pampa del sol, Ayar Auca también quedo convertido en piedra. Al final, Ayar Manco, acompañado de las 4 mujeres, llegó al Cusco donde hundió su vara en señal de tierra fértil.
PrevNext