Book Creator

Creencias culturales

by Jonathan Rubén Puac Tec

Cover

Loading...
Creencias culturales que han mantenido la memoria de los antepasados.
Loading...
Estudiante: Jonathan Puac
Curso: Q'eqchi'
Grado y sección: 3ro basico B
Docente: Ixmukane Tení
Introducción
Las creencias de los pueblos son muy importantes, ya que sirven para identificar y/o mantener una memoria de nuestros antepasados recordando historias que nos contaban nuestros abuelos, tatara abuelos...etc. Esas mismas historias se cuentan de generación en generacion quizas sufriendo algunos cambios que se van haciendo a lo largo del tiempo. estas historias tambien ayudan a tener con vida a la cultura de la que provenimos y así tendremos muchas historias que contar.
Comic Panel 1
El colibrí maya.
Los mayas más sabios cuentan que los Dioses crearon todas las cosas en la tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro.
Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Ya no era más una simple flecha, ahora tenía vida, los dioses habían creado al x ts’unu’um , es decir, el colibrí o picaflor.
Sus plumas eran tan frágiles y tan ligeras, que el colibrí podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo, sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores.
Entonces los hombres trataron de atrapar a esa hermosa ave para adornarse con sus plumas. Los Dioses al verlo, se enojaron y dijeron:

- Si alguien osa atrapar algún colibrí, será castigadoPor eso es que nadie ha visto alguna vez a un colibrí en una jaula, ni tampoco en la mano de un hombre.
El hombre que vendió su alma.
Esta leyenda habla de un hombre que pensó en vender su alma, para eso invoco al demonio Kizín y le dijo que le iba a entregar su alma a cambio de obtener 7 deseos, uno para cada día de la semana antes de irse, como el siempre había sido un buen hombre el diablo acepto. Su primer deseo era dinero, el segundo era salud, al tercer día fue poder, el cuarto quería comida, el quinto deseo fue viajar, el sexto día pidió mujeres y el séptimo, cuando ya solo le quedaba un deseo, le dijo a Kizín que quería que lavara unos frijoles negros hasta que se pusieran blancos, comenzó a hacerlo, pero los frijoles nunca cambiaron de color, es por eso que desde ahí para que no vuelva a suceder esto existen frijoles negros, blancos, rojos y amarillos.
El perro y Kaskabal.
Había un perro al que su dueño siempre le pegaba, por eso Kaskabal que era el espíritu del mal quiso aprovecharse de la circunstancia para llevarse un alma consigo, le dijo al perro que se escapara de los malos tratos de su amo porque seguramente no lo quería de verdad, el perro se negó diciendo que no cometería tal traición pero el espíritu insiste hasta convencerlo y para eso el perro le tendría que dar el alma para irse, a cambio de eso le pide un hueso por cada uno de los pelos que tiene en su cuerpo, le ordeno a Kaskabal que comenzara a contar. Contó hasta que el perro se acordó de su amo y salto para que perdiera la cuenta diciendo que no aguantaba las pulgas, de esta forma hizo que Kaskabal contara cien veces hasta que le dijo al perro que ya estaba cansado y que era mejor que se quedara con su alma. Kaskabal aprendió la lección de que era mas fácil hacer tratos con humanos para llevarse sus almas que con los animales.
La tristeza del maya.
Se trataba de un hombre maya que siempre estaba triste, un día los animales se le acercaron y le preguntaron que era lo que quería, su respuesta fue que quería ser feliz, la lechuza le dijo que hablara de cosas que pudieran entenderse y realizarse, que ellos harían lo que fuera para verlo feliz, entonces el menciono que deseaba poder saber cuando vendrían las lluvias, el ruiseñor se comprometió a avisarle, quería conocer todas las plantas medicinales y la serpiente le dijo que ella se las marcaría con su paso, el zopilote le dio la buena vista que el hombre deseaba, tampoco quería cansarse y el venado le dijo que le regalaría su energía, pidió ser fuerte y fue el jaguar quien le dio su fuerza, quería ser inteligente y el zorro se ofreció a enseñarle, por ultimo quería trepar los arboles y la ardilla le ofreció sus garras. El hombre se fue y la lechuza le dijo a los animales que aunque el supiera y pudiera hacer mas cosas siempre estaría triste.
PrevNext