Book Creator

5to A Los músicos del 8

by 5°A Esc, 6 DE 12

Cover

Comic Panel 1
Loading...

El libro de los personajes

"Los músicos del 8" - Laura Ávila
Loading...
Chicos y chicas de 5to A
Loading...
Esc. N° 6 DE 12
2022
5° A somos...
Bauti
More
Manu
Romi
Zoe
Martu
Priscila
Luciana
Thiago
Emi
Thomi
Maca
Valen
Anto
Juan
Bastian
Joaco
Este proyecto, titulado "Escritores de la Libertad", que combinó las áreas de Prácticas del Lenguaje y Ciencias Sociales, llega acompañado de este Book, donde presentamos una galería de personajes, relacionados con la novela histórica leída, "Los músicos del 8" de Laura Ávila.
Esta novela, nos permitió acceder a otra época, entenderla, y por momentos vivirla, contar los hechos históricos, preparar escrituras, pensar cómo era una guerra, qué sentimientos pasaban por los soldados, sentir la necesidad de libertad.
Hicimos un recorrido muy enriquecedor. Nos conectamos con la lectura y culminamos realizando una entrevista a nuestra querida autora, Laura Ávila.
BENITO
1
Por Zoe, Anto y Bastian
Yo soy Benito. Mi nombre en mandinga es Keita y tengo 13 años. Mi mamá es la Tránsito y mi hermano se llama Simón Makiala. Soy el esclavo de Don Garmendia, un español dueño de una mueblería, y también trabajo de pocero con Roberto, un liberto que me alquila.
Un día, fui con Roberto a trabajar y llegaron unos militares diciendo que yo era Simón y que tenía 15 años. Me querían llevar al ejército en una carreta. Traté de escapar, pero me alcanzaron y me llevaron al ejército. Cuando me estaban llevando,  ahí conocí al Flaco, y me ayudó.  Cuando llegué al ejército  tuve que trabajar en un campo salitre, me ordenaron hacer un pozo. El flaco tenía un cuchillo, él me dijo que podía conseguir uno con las cuarteleras, ahí supe que podía hacer intercambios. Ese cuchillo fue el primer objeto que tuve en mi vida. 
Me enamoré de una cuartelera llamada Juliana, le prometí volver a buscarla después de la guerra.
La guerra fue difícil y tuvimos que pelear cuerpo a cuerpo, pero todo sea por la libertad. 
Mi hermano Simón murió en la batalla, sosteniendo su clarín.
Volví a casa a contarle a mi mamá y descubrí que era una mujer libre. 

1
Yo soy Benito. Mi nombre en mandinga es Keita y tengo 13 años. Mi mamá es la Tránsito y mi hermano se llama Simón Makiala. Soy el esclavo de Don Garmendia, un español dueño de una mueblería, y también trabajo de pocero con Roberto, un liberto que me alquila.
Un día, fui con Roberto a trabajar y llegaron unos militares diciendo que yo era Simón y que tenía 15 años. Me querían llevar al ejército en una carreta. Traté de escapar, pero me alcanzaron y me llevaron al ejército. Cuando me estaban llevando,  ahí conocí al Flaco, y me ayudó.  Cuando llegué al ejército  tuve que trabajar en un campo salitre, me ordenaron hacer un pozo. El flaco tenía un cuchillo, él me dijo que podía conseguir uno con las cuarteleras, ahí supe que podía hacer intercambios. Ese cuchillo fue el primer objeto que tuve en mi vida. 
Me enamoré de una cuartelera llamada Juliana, le prometí volver a buscarla después de la guerra.
La guerra fue difícil y tuvimos que pelear cuerpo a cuerpo, pero todo sea por la libertad. 
Mi hermano Simón murió en la batalla, sosteniendo su clarín.
Volví a casa a contarle a mi mamá y descubrí que era una mujer libre. 

SIMÓN
Por Emi, Valen y Martu
Comic Panel 1
Mi nombre es Simón o como me dice mi madre, la Tránsito, Dakari. Soy esclavo de Don Toribio Garmendia. Específicamente, el esclavo de los coscorrones de su hijo Felipe. Es decir, que cuando Felipe se equivocaba, me azotaban a mí.
¡¡Me encanta la música!! 
Toco el pianoforte, la guitarra y la flauta. Se preguntarán por qué a un esclavo como yo le enseñaron a tocar los instrumentos.
Don Toribio tenía una esposa, se llamaba Doña Lucía no hablo mucho con ella pero se que son esposos.
Tuve que ir a la guerra para salvar a mi hermano, se llamaba Benito o Keita.
Le he mentido a San Martín que era del regimiento número 8. Cuando encontré a Benito él  no quería volver, nos peleamos y no hablamos por mucho tiempo.
Un tiempo después nos pedimos disculpas pero teníamos un viaje a las montañas. Sentimos mucho miedo, pero tuvimos que ir.
Mi función era distraer a los oponentes con mi música. El entrevero terminó con mi vida.

PrevNext