Book Creator

leyendas

by Diego Andres Patal Gomez

Cover

Loading...
Leyendas guatemaltecas
Rounded Rectangle
Loading...
Diego Andres Patal Gomez 24
La Tatuana
Es una mujer bella y joven que aparece por los pueblos y ciudades, con grandes ojos celestes y conocedora de todas las cosas de amor. Coloca en un pequeño cuarto una venta de hechizos de amor con los que liga a hombres y mujeres. Al causar tanto alboroto en el pueblo, es capturada y llevada a la cárcel del pueblo donde se instala con su venta. Cuando está en la cárcel saca un pedacito de tiza o un carbón, pinta un barquito en la pared, se sube a él y sale volando por los barrotes de la prisión y se aparece haciendo favores de amor en otro pueblo o aldea.

Según las leyendas de Guatemala, la historia de La Tatuana cuenta acerca de una mujer acusada de brujería, motivo por el que fue encarcelada y sometida a las leyes de la Santa Inquisición.Se dice que por haber sido acusada de brujería y encarcelada, la mujer se volvió loca e hizo un pacto con el diablo. Este ser la liberó de la cárcel. Además, la condenó a vagar eternamente sobre un barco en los días de lluvia.
El Xocomil
El lago de Atitlán encierra muchas historias y misterios escalofriantes sobre seres sobrenaturales que describen los elementos formadores de este lugar.
El Xocomil es la fuerza del amor de un joven por una señorita que, en su esfuerzo por conquistarla, se convierte en un enérgico remolino para poder verla todos los días al atardecer.
El carruaje de la muerte
Cuentan desde tiempos inmemoriales que después de la hora de las ánimas, a las ocho de la noche, sin que nadie se acuerde de haberlo visto, se escucha en el empedrado de las calles el rodar de las chillantes ruedas del carruaje de la muerte, que guiado por caballos negros va en busca de las almas de los muertos. Se dice que el carruaje de la muerte se queda enfrente de las casas en la que morirá una persona y se lleva sus almas.
El hombre del más allá
Cuenta la historia de dos mujeres, madre e hija de recursos escasos y trabajos sencillos; la hija vivía con el deseo de llegar a ser una mujer de sociedad y tramaba la forma de tener dinero sin esfuerzo alguno. Una noche la hija estuvo a punto de cumplir su sueño, pero por el egoísmo y la ambición del dueño del dinero enterrado en secreto, la condenó por la eternidad y perdió la oportunidad de obtener su sueño. Anteriormente, se acostumbraba a esconder los ahorros, enterrándolos y al morir la persona, solo ella se llevaba el secreto de la ubicación del mismo, así que al descubrir el dinero la señorita y ver sus malas intenciones el alma la condenó por la eternidad.
PrevNext