Book Creator

Cuentos colaborativos francoespañoles

by Conxa Aliaga

Pages 4 and 5 of 121

ANTOLOGÍA DE CUENTOS COLABORATIVOS FRANCO-ESPAÑOLES.







Érase una vez...
Loading...
Loading...
CUERDAS
Había en un orfanato, un niño discapacitado que entró en el aula un día cualquiera; se llamaba Nicolás. Llamó la atención de una chica llamada María, ella estaba sonriendo y tenía el pelo castaño. María lo saludó con una sonrisa. En el patio, nadie quería jugar con Nicolás, excepto María que se presentó e hizo todo lo posible para presentarle el juego a través de varios medios. Entonces otros lo encuentran extraño. Ella noto que estaba discapacitado y lo animo a mover su cuerpo.
Al principio, a esta le cuesta comprender porque su compañero no responde o reacciona; sin embargo, María sabe sobrellevar esto y consigue idear una manera mediante la cual estos puedan jugar juntos, ayudarle a moverse con una cuerda, lo que les permite poder pasar todo el recreo juntos; aunque bajo la atenta mirada de sus compañeros, quienes no entienden las ansias de ella de relacionarse con Nicolás.
Esta acción comienza a repetirse todos los recreos, en los cuales María le ayuda a leer, a jugar al fútbol, a volar una cometa, a disfrazarse de piratas y jugar así vestidos, etc, a medida que Nicolás y María comienzan a pasar más tiempo juntos, vemos como este empieza a sonreír; cosa que antes no hacía, y a disfrutar de la diversión que comparten. Podemos observar cómo empieza a sentir emociones. Pero un día, María, que iba cambiando por los pasillos, escuchó a través de la puerta que el niño había fallecido aquella misma noche con una sonrisa en su rostro.
veinte años después, nos enteramos de que María se ha convertido en maestra en el mismo orfanato y que todavía conserva la cuerda que los unía todavía atada a su muñeca.
Autores: Amarine de Pascal, Marie Sonntag, Lucile Steyer, Manel Larber, Lehna Ramdani, Claudia Blanco, Karla Baltar
Ilustradoras: Claudia Blanco y Karla Baltar
EL DESEO
Érase una vez, en un mundo parecido al nuestro, personas que tenía cada una su propio sueño, encarnado por su doble de oro, en un mundo paralelo. Así, hay una señora que limpia en el metro que sueña con ser bailarina; un hombre sentado en un banco sueña con hablar con una chica pero no se atreve, la ve subirse todos los días a la misma línea de metro, seguro que irá a trabajar. En este mundo, todos viven feliz y cumplen sus sueños. Mucha gente en el metro tiene un sueño que encaja con su personalidad, como un pequeño momento de paz en el día cuando piensas en ello. Y hay un personaje, un hombre que sueña con viajar pero se niega a pensar en ello y se obliga a concentrarse en la vida real, en su trabajo y a sentir lástima de sí mismo. él también tiene su sueño, en otra vida le gustaría ser viajero. pero es infeliz y aleja este sueño. Lo esconde en lo más profundo de su ser.
Un día su sueño resurge y viene a su encuentro. Intenta convencerle de que persiga su deseo de viajar para ser feliz y prosperar. Pero el hombre sigue resistiéndose, el viajero dorado empieza a ser cada vez más omnipresente en la vida del personaje y éste empieza a hartarse y se enfada. Con el paso del tiempo el pobre hombre se encuentra solo. Pero una noche se topa con un anciano. resulta que este anciano también tiene el sueño de convertirse en explorador, pero nunca ha tenido el valor de realizarlo. el joven camarero, tras esta revelación, decide finalmente lanzarse a descubrir el mundo. gracias a este anciano, otro pudo realizar su sueño. 
El primer hombre es más bien alto, tiene el pelo y los ojos castaños y lleva camisa, luego se transforma en una especie de aventurero, no parece realmente feliz y entusiasta, está de morros y no quiere prestar atención a lo que ocurre a su alrededor, pero luego sonríe.
PrevNext