Book Creator

EL VUELO SIN LIMITES

by Alejandra Puentestar

Cover

Loading...
Loading...
EL VUELO
SIN
LIMITES
Loading...
AUTORA:
ALEJANDRA PUENTESTAR
Loading...
Había una vez un chico llamado Alejandro, quien era muy especial. Desde muy pequeño, le encantaban los aviones y soñaba con convertirse en piloto.
Thought Bubble
Pero también tenía una peculiaridad: le costaba concentrarse en una sola cosa por mucho tiempo debido a su diagnóstico de TDAH.
A pesar de las dificultades que enfrentaba en la universidad y en su vida cotidiana, Alejandro no dejaba que el TDAH lo detuviera.
Pasaba horas investigando sobre aviones, leyendo libros, mirando documentales y construyendo maquetas. Tenía un conocimiento impresionante sobre diferentes modelos, motores y tecnologías aeronáuticas.
Un día, Alejandro tuvo la oportunidad de visitar un aeropuerto cercano. Sus ojos se iluminaron de emoción mientras observaba los aviones despegar y aterrizar. Mientras paseaba por la terminal, notó un aviso que decía: "Se buscan jóvenes entusiastas para formar parte del equipo de mantenimiento de aviones". Su corazón comenzó a latir con fuerza.
Decidió postularse para el puesto y, a pesar de sus dificultades para concentrarse y seguir instrucciones, hizo todo lo posible por destacar. La entrevista fue un desafío, pero Alejandro se esforzó en transmitir su pasión por los aviones y su deseo de aprender. Sorprendentemente, fue seleccionado para unirse al equipo de mantenimiento.
Aunque al principio tuvo dificultades para mantener la atención durante las largas jornadas de trabajo, Alejandro encontró maneras de adaptarse. Utilizó técnicas de organización, como hacer listas y establecer rutinas, para mantenerse enfocado en las tareas asignadas. También descubrió que podía aprovechar su hiperactividad para su ventaja, ya que su energía le permitía moverse rápidamente y abordar múltiples tareas.
Con el tiempo, Alejandro se convirtió en un valioso miembro del equipo de mantenimiento. Demostró su capacidad para solucionar problemas de manera creativa y rápida. Su pasión por los aviones y su conocimiento profundo lo ayudaron a identificar problemas antes de que se convirtieran en grandes inconvenientes. Sus compañeros de trabajo reconocieron su dedicación y habilidades únicas.
Un día, mientras Alejandro realizaba su trabajo de rutina, notó un defecto en el motor de uno de los aviones. Sin perder tiempo, alertó a sus superiores y se coordinó una inspección exhaustiva. Su rápida acción y atención al detalle salvaron a un grupo de pasajeros de un posible accidente.
El acto heroico de Alejandro fue reconocido públicamente y recibió una invitación especial de la aerolínea para vivir una experiencia única. Lo llevaron a dar un vuelo en un avión de combate, acompañado por un piloto experimentado. Alejandro sintió una inmensa gratitud por su pasión y determinación.
PrevNext