Book Creator

Roma y el "DIP"

by Abby Nicole Bosquez Hurtado

Cover

Loading...
Derecho Internacional Público
Loading...
Loading...
El desarrollo de Roma dentro del "DIP"
Loading...
Loading...
Elaborado por Abby Bosquez Hurtado.

Cursando el segundo año de la carrera de Lic. en Derecho.

Maestra: Ángela Lorena Alemán Cerda.
Objetivos
Dentro de la época del surgimiento de Roma podemos observar, como se forjaron instituciones que fueron una forma embrionaria, para mantener las relaciones entre los diferentes Estados. Mediante la orientación correcta de la política que permaneció a lo largo de los años.

Es por eso que objetivamente analizaremos mediante los legados que han emanado de Roma y su respectivo ordenamiento jurídico como se forjarían nuevas bases originarias de la evolución del DIP, en conjunción de la coexistencia de poderes estatales, la mutua cooperación y protección de intereses fundamentales para la comunidad internacional en su conjunto que nacía en base a las circunstancias de la época.
El origen del Derecho Internacional dentro de Roma.
Debemos reconocer que el derecho internacional de esta época, no fue el mismo que se empleó en los inicios de Roma.

Ya que debido a esto no existía una comunidad internacional jurídica fundada en la protección de intereses y valores colectivos esenciales compartidos por el conjunto de sus sujetos, no obstante esto no impidió que gracias al conjunto de relaciones espontáneas que se integraron en diversas naciones formaran una especie de comunidad desorganizada.

Considerando necesario instalar un sistema supranacional con tendencia universal bajo las normas del Derecho Romano aplicable a las circunstancias de la época tales como el “ius Gentium” y “ius
Faciale"
Instituciones fundamentales para el Derecho Internacional romano.
El ius Gentium o 'derecho de gentes', es el cuerpo de instituciones jurídicas que los romanos consideraban comunes a todas las sociedades humanas, y por tanto aplicables a cualquier persona libre.
Este cuerpo jurídico era opuesto al ius Civile (-is), que era exclusivo de la sociedad romana, por lo que durante el periodo preclásico solo se aplicaría a los extranjeros de la ciudad de Roma, aunque durante el periodo clásico estas divisiones se fueron flexibilizando, y se podría aplicar a cualquier persona libre. Su naturaleza aislada del ius Civile hizo que su principal fuente fuera el ius honorarium praetorio.

Los romanos ─que entendían la naturaleza poco común de su derecho─ consideraban como parte del ius Gentium las normas aplicables en todas las sociedades civilizadas, como el trueque o la compraventa, a diferencia de aquellas exclusivas para aplicarse al pueblo romano.
Instituciones fundamentales para el Derecho Internacional romano.
El "Ius faciale" (a veces escrito "ius fetiale") era un sistema legal en la Antigua Roma que gobernaba la relación entre Roma y otros estados. Era un cuerpo de reglas y procedimientos que regulaba la conducción de la diplomacia, las negociaciones y las declaraciones de guerra y paz. Refiriéndose a la conducta y comportamiento oficial de los embajadores romanos que representaban al estado.

El Ius faciale se ocupaba principalmente de las formas adecuadas de comunicación diplomática entre Roma y los estados extranjeros. Esto incluía la forma correcta de iniciar negociaciones, intercambiar mensajes y hacer tratados. Las reglas del Ius faciale eran vinculantes tanto para los funcionarios romanos como para los diplomáticos extranjeros, y las violaciones podían conducir a la guerra.
Aspectos importantes sobre las instituciones embrionarias de Roma.
IUS GENTIUM
Contratos: El Ius Gentium proporcionó un marco para hacer cumplir los contratos entre individuos o grupos de diferentes naciones. Esto incluía reglas relativas a la formación, validez e interpretación de los contratos, así como procedimientos para resolver las disputas que surgieran de ellos.

Propiedad: El Ius Gentium estableció reglas para la propiedad y transferencia de la propiedad, incluyendo terrenos, edificios y bienes muebles. Proporcionó un sistema de protección legal para los derechos de propiedad, lo que ayudó a fomentar la actividad económica y el comercio.

Daños: El Ius Gentium definía las obligaciones que los individuos o grupos debían entre sí en casos de lesión o daño. Esto incluía reglas para compensación y restitución, así como procedimientos para resolver disputas que surgieron de agravios.

Derecho matrimonial y de familia: El Ius Gentium estableció normas para la formación y disolución de matrimonios, así como para el cuidado y protección de los hijos. Proporcionó un sistema de protección legal para las relaciones familiares, lo que ayudó a promover la estabilidad y la cohesión social.
PrevNext