Book Creator

Agua.

by Daniela Gissel Del Castillo Diaz

Cover

Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
Cuando Yo y Pantaleoncha llegamos a la plaza todo estaba desierto. San Juan se esta muriendo, la plaza es corazón para el pueblo.
El varayok había puesto ya la mesa para el repartir del agua, era lo único en la plaza abandonado en medio del comedor. Agua, niño Ernesto, San Juan se va a morir porque Don Braulio da agua a unos y a otros los odia , ahora Don Braulio es como zorro y como perro, todos le temen. Chacra hay, falta agua pero haz llorar a tu corneta para que venga gente. La corneta sonó fuerte y alegre, a medida que Pantaleoncha tocaba, San Juan parecía mas un verdadero pueblo.
Todos los domingos al oír la tocata del choclo, la gente llegaba a la plaza, parecía una gran fiesta, como oír el griterío del ganado, al poco rato la plaza San Juan estuvo de fiesta.
Hasta que se acerco el Taita Vilcas, un indio viejo encargado del reparto del agua, Don Braulio era su patron, todos se quedaron callados y avergonzados al oír su voz . Después Pantacha empezó a tocar una tonada de las punas, todos escuchaban callados la música, ahora en la plaza del pueblo la corneta sonaba junto a la alegría del cielo, el es nacido de Wanaku, donde tocan en las mañanas y en las tardes para animar a las ovejas y llamas.
Después recorrió la mirada de las montañas que rodean a San Juan, ya no había pastos en los cerros, solo arbustos secos, pardos y sin hojas. La rabia de Don Braulio es causante de todo, el jardín de Don Braulio, Don Antonio y Doña Juana están gordos y de los comuneros secos y agachados. ¿Don Braulio es ladrón Pantacha?. Bernarco se sentó a mi lado y me dijo al oído, este Pantacha a regresado molestóso de la costa, dice que todos los principales son ladrones. Seguro es cierto, Pantacha sabe.
Pantacha miro a todos lados y comenzó a tocar el Huayno que cantan los sanjuanes, al ver la risa en su cara los escoléros se olvidaron del viejo y llenaron el corredor de carcajadas, solo el viejo no se reía.
Los comuneros de Tinki se anunciaron desde la Cumbre del Kanrara. Don Vilkas despreciaba a los Tinkis les tenía miedo porque eran unidos. Don Wallpa Varayok de los Tinkis subió a las gradas, se acercó a Don Vilkas y le dio la mano, después fue donde el cornetero y los dos se abrazaron. Bernarco ¿Te gustaría ser Tinki? ¡Claro! Tinki es hombre Pantaleoncha también pareció satisfecho conversando con los Tinkis.
Pantaleoncha habló de Nazcar, de carros, de tiendas y tambien sobre los patrones obsesivos en todas partes.
¿No ves? Pantaleoncha está rabioso para los platudos, me dijo a la oreja el dansok(bailarín).

¿Acaso?, en la costa también, el agua se agarraban los principales de los que tienen de dos a tres chacritas, como de caridad le dan un poquito, y sus terrenos están con sed de año en año. Pero principales de nazca son más platudos, uno solo puede comprar a San Juan con todos sus maizales y ganados.
Verdad así son nazcas, dijo él Vavavok' Wallpa. Como en todas partes, en nazca también los principales abusan de los jornaleros, dijo Pantaleoncha.
Se roban el trabajo de los comuneros que van a los pueblos, después le tiran dos, tres soles en la cara como gran cosa, en todo el camino se derrama la gente como criaturas y no se mueren.
¡Comuneros son para morir como perro! Rabiosos se miraban unos a otros preguntándose. Todos los comuneros se reunieron para oír a Pantaleoncha, Don Vilkas y Don Inocencio conversaban en otro lado, el viejo se hacía el disimulado y oía todo para contárselo al principal.
El cornetero subió al poyo y miró a los ojos, estaban asustados.
Pero comonkuna somos tantos, principales dos o tres nomás hay.
Los sanjuones se pusieron asustados, los Tinkis también, Pantaleoncha hablaba de alzamiento y ellos le tenían miedo a eso.
Las chaviñas corretearon a Don Pedro para matarlo. Pero luego vinieron soldados y abalearon a los comuneros .Nunca en la plaza de San Juan ,un comunero hablaba contra los principales.
PrevNext