Book Creator

Rosa y el destino

by Domingo Ramírez Arroyo

Pages 2 and 3 of 9

Loading...
Érase una vez:
Había una pandilla de tres personas, la líder era Rosa, su amigo era Javier y su amiga era Paula. Esta pandilla tenía un objetivo: matar hasta llegar a la mansión. A los muggles los eliminaban con un simple movimiento de una daga, lo cortaban por la cabeza clavándosela, y los mataban. Rosa decidió torturar a un muggle haciéndole cortes profundos hasta que le revelara dónde estaba la mansión. Al final, como el muggle no sabía nada, le metió un tiro a la cabeza. Al principio, no solían matar, solo los dejaban atados y con una marca debajo. Paula le dijo a Rosa: oye Rosa, ¿porqué no apuñalamos al alcalde después de que nos revele el paradero de la mansión? Rosa dijo: sería una muy buena idea. Pero, de eso de encargarás tu Paula-dijo Rosa-. Ahora me toca a mi acabar con esto- y con una apuñalada en la cabeza lo mató-. Pero tenía un arma mucho más poderosa: la “Varita de Saúco”. Con ella solo tuvo que murmurar la maldición asesina y el muggle se desplomó con un ruido sordo. Bien bien bien -dijo Rosa- ahora te toca a ti Javier. ¡¡AVADA KEDAVRA!! -dijo Paula- al mismo tiempo que Javier se desplomaba inerte y con los ojos abiertos e inexpresivos. Al final
Loading...
después de todo, no era más que un traidor-pensó Paula-. Rosa asombrada le felicitó por cómo lo había hecho. Paula dijo: bueno, vamos a por ese gusano con peluca que se hace llamar alcalde. Y juntas fueron hasta el ayuntamiento que estaba lleno de policía SWAT. Como Rosa tenía su varita y Paula otra, no hicieron más que decir: CRUCIO, CRUCIO, CRUCIO-dijo Paula-. En cuanto a Rosa no tuvo más que agitar su varita para hacer una tormenta de fuego que desintegró y mató a todos los policías. Paula se dijo a si misma que eso podría haber llamado mucho la atención, pero lo importante para ellas es que habían quitado la protección del alcalde. Paula irrumpió en el despacho del alcalde y gritó: ¡INCARCEROUS! El alcalde estaba atado de pies a manos y farfullando. Ahora le tocaba a Rosa que dijo: bueno, bueno, bueno, mira, no quisiera ser grosera pero sólo queremos saber dónde está la mansión. El alcalde dijo: no pienso contestar. Paula dijo: ¿a no? ¡¡CRUCIOO!! El alcalde empezó a retorcerse y gritar de dolor hasta que segundos después desapareció el dolor. Bien ahora vas a contestar ¿o quieres más? -dijo Rosa-. El alcalde asintió diciendo: sólo tenéis que ir 500 metros al norte y estára allá. Rosa sonrió a Paula satisfecha y apuntó al alcalde con su varita y murmuró: “Deletrius”, al instante el alcalde empezó a desintegrarse en humo y no quedó nada. Sólo el despacho con Rosa y Paula.
Loading...
después de todo, no era más que un traidor-pensó Paula-. Rosa asombrada le felicitó por cómo lo había hecho. Paula dijo: bueno, vamos a por ese gusano con peluca que se hace llamar alcalde. Y juntas fueron hasta el ayuntamiento que estaba lleno de policía SWAT. Como Rosa tenía su varita y Paula otra, no hicieron más que decir: CRUCIO, CRUCIO, CRUCIO-dijo Paula-. En cuanto a Rosa no tuvo más que agitar su varita para hacer una tormenta de fuego que desintegró y mató a todos los policías. Paula se dijo a si misma que eso podría haber llamado mucho la atención, pero lo importante para ellas es que habían quitado la protección del alcalde. Paula irrumpió en el despacho del alcalde y gritó: ¡INCARCEROUS! El alcalde estaba atado de pies a manos y farfullando. Ahora le tocaba a Rosa que dijo: bueno, bueno, bueno, mira, no quisiera ser grosera pero sólo queremos saber dónde está la mansión. El alcalde dijo: no pienso contestar. Paula dijo: ¿a no? ¡¡CRUCIOO!! El alcalde empezó a retorcerse y gritar de dolor hasta que segundos después desapareció el dolor. Bien ahora vas a contestar ¿o quieres más? -dijo Rosa-. El alcalde asintió diciendo: sólo tenéis que ir 500 metros al norte y estára allá. Rosa sonrió a Paula satisfecha y apuntó al alcalde con su varita y murmuró: “Deletrius”, al instante el alcalde empezó a desintegrarse en humo y no quedó nada. Sólo el despacho con Rosa y Paula.

You've reached the end of the book

Read again

Made with Book Creator