Book Creator

El cuidado del medio ambiente

by Eduardo Galván del Río

Cover

Loading...
NOTICIERO IGC
Loading...
IGC medio ambiental
Loading...
3° "B"
Eduardo Galván del Rio
Loading...
Martes, 7 de Junio
Loading...
El cambio climático está erosionando un recurso muy valioso: el sueño
Comic Panel 1
Loading...
perro
Loading...
Los durmientes analizados en el estudio, publicado la semana pasada en la revista One Earth, perdieron descanso incluso en lugares donde las temperaturas no eran excesivamente altas, y tuvieron problemas para adaptarse incluso a las temperaturas de sueño menos exigentes. Y los costes del sueño, advierten los investigadores, aumentarán a medida que lo hagan las temperaturas, lo que podría costar a los durmientes (es decir, a todos nosotros) entre 13 y 15 días más de mal sueño cada año a finales de siglo.
Es un ejemplo muy claro de cómo el cambio climático afecta a la vida cotidiana de las personas, dicen los expertos, no sólo de forma catastrófica, como el aumento de las sequías y las inundaciones, sino con pequeños costes que se van sumando. La pérdida de sueño por el cambio climático "ya está ocurriendo, ahora mismo, no en el futuro, sino hoy", dice Kelton Minor, autor principal del estudio e investigador de la Universidad de Copenhague.
Loading...
A todo el mundo le es familiar esta horrible sensación: una noche sofocante, con un poco de calor, lleva a un sueño intranquilo y, a la mañana siguiente, te sientes como una versión lenta y aturdida de ti mismo.
Esa sensación no es sólo desagradable. Años de investigación han demostrado que la falta de sueño puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, intensificar los trastornos del estado de ánimo, disminuir la capacidad de aprendizaje y mucho más, problemas que tienen un gran coste personal, social y económico.
Ahora, un nuevo estudio relaciona la pérdida de sueño (y, por extensión, todos los problemas que conlleva) con el cambio climático. Investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) han descubierto que las temperaturas nocturnas, cada vez más altas debido al cambio climático, retrasan la hora de acostarse y adelantan la hora de despertarse, lo que nos hace perder el preciado descanso nocturno.

You've reached the end of the book

Read again

Made with Book Creator