Book Creator

cuento fantàstico

by JOHANNA JACHO

Cover

Loading...
Loading...
Loading...
UNIDAD EDUCATIVA MUNICIPAL FERNÀNDEZ MADRID
Loading...
CUENTO FANTÁSTICO
"EL RESPETO"
Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
Loading...
FÉLIX Y SUS AMIGOS
Había una vez un leopardo que se llamaba Félix, el vivía en lo profundo del bosque con sus dos amigos Mateo y Serafina. Serafina y Félix eran muy solidarios, respetuosos y amables con los demás animales, todos les admiraban demasiado y era muy reconocidos. Pero en cambio Mateo el oso era egoísta, y muy amargado, además faltaba el respeto haciendo bromas pesadas haciendo sentir mal a los demás, él no sabía del valor del respeto. Félix y Serafina siempre pedía disculpas por lo que Mateo hacia. Cada vez que salían a pasear Mateo se burlaba de la apariencia de los animales y hacia bromas pesadas. Y así eran todos los días.





Un día, cansado de la mala conducta, Félix el mejor amigo de Mateo, que por más que le enseñaba, no cambiaba su actitud, pero se le ocurrió algo para hacerle comprender y le dijo: Vamos a jugar un juego en el cual cada
uno tendrá un cuaderno en donde escribiremos la palabra disculpas, cada vez que le faltes el respeto a alguien, ganará el que menos escribe esa palabra. Está bien dijo el Oso, juguemos. Cuando Mateo le faltaba el
respeto a alguien Serafina le hacia acuerdo del juego y hacia que escribiera en su cuaderno la palabra disculpas, porque así Mateo tendría más palabras y perdería.
Un día, cansado de la mala conducta, Félix el mejor amigo de Mateo, que por más que le enseñaba, no cambiaba su actitud, pero se le ocurrió algo para hacerle comprender y le dijo: Vamos a jugar un juego en el cual cada
uno tendrá un cuaderno en donde escribiremos la palabra disculpas, cada vez que le faltes el respeto a alguien, ganará el que menos escribe esa palabra. Está bien dijo el Oso, juguemos. Cuando Mateo le faltaba el
respeto a alguien Serafina le hacia acuerdo del juego y hacia que escribiera en su cuaderno la palabra disculpas, porque así Mateo tendría más palabras y perdería.
De igual forma Mateo le recordaba a Félix y a Serafina cuando faltaba el respeto a alguien. Pasaron los días y Mateo cansado de escribir la
palabra, se dirigió donde Félix y Serafina estaban y les dijo: He aprendido una
valiosa lección, prometo que ya no voy a faltar el respeto a nadie nunca más y seré más respetuoso y amable, así ya no será necesario pedir disculpas.
Llegó el momento en que la reina y el rey del bosque tuvo que
felicitar a Mateo, porque ya no tenía quejas de los demás vecinos sino era todo al contrario se convirtió en alguien respetuoso, responsable, amable, y muy solidario.

 
Félix le pidió a Mateo que borrara poco a poco todo los escrito
por cada buena acción que realizara hasta que el cuaderno quedara como
nuevo. Mateo se sintió muy triste porque vio que era imposible que las hojas
del cuaderno quedaran sin ningún escrito. Mateo al ver esto fue a contárselo a sus amigos. Félix se sentía muy orgulloso de su amigo y le dijo: "Del
mismo modo queda el corazón de una persona a la que le faltamos el respeto aunque pidamos disculpas, no se borrara por completo", por tal razón debemos respetar a los demás así como nos gustaría que nos respeten a nosotros.
FIN
PrevNext